Cómo daña el sol nuestro cabello



El sol no solo es perjudicial para nuestra piel, también estropea nuestro cabello. Una exposición directa a los rayos UVA y UVB lo daña desde la cutícula hasta el interior. Por eso, en esta época del año en la que pasamos más tiempo que nunca debajo del astro rey y este incide con más fuerza, es necesario que lo protejamos adecuadamente. Veamos qué daños produce el sol en nuestro cabello:

  • Exponernos al sol por un tiempo prolongado sin protección hace que nuestro cabello se vuelva seco, débil y quebradizo.
  • Al estar quebradizo y seco es más probable que aparezcan puntas abiertas.
  • Si tenemos el cabello teñido, puede descolorarse y adquirir un tono amarillento y un aspecto poco saludable.
  • Los rayos del sol no afectan solo al cabello teñido, también destruyen los pigmentos y/o melanina dejando el pelo más claro. A mucha gente le encanta este efecto, pero hay que tener en cuenta que la pérdida de color hace que el cabello esté menos brillante y sano.
  • El cabello se cae más fácilmente, debido a la deshidratación. Los cabellos largos son los que más sufren este problema.
  • La textura del cabello también se ve afectada por el sol. Los rayos UV dañan la queratina, así que nuestro cabello estará más áspero y quebradizo. 


Un cabello dañado pierde con más rapidez la humedad, por eso hay que utilizar productos que restablezcan la hidratación y que nos protejan de los rayos solares. Nuestras propuestas son las siguientes: 

Champú y Acondicionador Sun Spark: con aceite de macadamia y extracto de mandarina, gracias a su filtro solar, protegen el cabello del daño producido por el sol. Con fórmula exclusiva para salones, nutren en profundidad. Se pueden utilizar antes, durante y después de la exposición al sol. 


Traybell Mascarilla Nutritiva con Aceite de Jojoba: ideal para recuperar la humedad, gracias a los nutrientes que aporta y a las vitaminas E y F. El aceite de jojoba y la lanolina actúan protegiendo la cutícula capilar para obtener resultados profesionales.  


Ahora que ya conoces los daños que el sol puede hacer en tu cabello... ¡no olvides protegerlo! Evita volver de las vacaciones y tener que cortarlo. Y disfruta del verano sin miedo a que tu cabello se estropee. 


cookieassistant.com