Cómo usar la plancha del pelo correctamente

usar plancha del pelo

Utilizar la plancha del pelo a diario (o al menos varias veces a la semana) es algo cada vez más común entre muchas mujeres. Si eres una de ellas, es posible que estés preocupada por la salud de tu pelo. Y es que ya sabes que someter al pelo a herramientas de calor puede debilitarlo, secarlo y deshidratarlo, haciendo que pierda su vitalidad, especialmente si no las utilizas correctamente. 

No obstante, si usas bien las planchas del pelo, puedes evitar que tu melena sufra más de lo necesario y protegerla de los daños que esta herramienta puede causar en tu fibra capilar, al tiempo que consigues el mejor resultado para tu peinado. ¿Cuántas de estas cosas sueles hacer cuando te planchas el cabello? 

Antes de planchar el cabello, recuerda... 

Debes preparar tu pelo para protegerlo del calor y garantizar que tu melena sufre lo menos posible.

Desenreda bien el pelo

Es muy importante que tu pelo esté bien suave y libre de enredos antes de empezar a pasar la plancha, para evitar roturas y debilitamiento de la fibra capilar. 

Para planchar el pelo, tiene que estar seco

A veces, por prisas, puedes caer en el error de planchar el pelo estando húmedo. Esto puede dañar el interior de tu cabello, debilitando la fibra y haciendo que este se seque y deshidrate con mayor rapidez. Fíjate bien si al pasar la plancha por el pelo sale vapor: esto significa que tu melena no está bien seca y que debes eliminar la humedad antes de continuar. 

Un protector de calor profesional

Es fundamental. Antes de aplicar las planchas sobre tu pelo, es muy importante que apliques un protector de calor, en aceite, spray o sérum profesional, para evitar aplicar el calor directamente sobre tu pelo y mantenerlo lo más protegido posible. 

A la hora de usar la plancha del pelo... 

Una vez que tu pelo está preparado para pasar la plancha, esto es lo que debes recordar: 

Divide el cabello en mechones 

Parece obvio, pero a veces nos olvidamos de dividir bien el pelo en mechones, lo que puede provocar que el pelo no se planche bien y pases la plancha por el mismo sitio en varias zonas; que se enrede y creen líos con facilidad mientras lo planchas; que haya mechones o zonas que queden sin planchar; etc. 

Pasa la plancha suavemente sobre el pelo 

Es un error muy común cuando planchamos el pelo: intentamos apretar la plancha o tirar con más fuerza pensando que el resultado de esta manera será mejor. Sin embargo, lo que estamos haciendo en realidad es dañar el pelo considerablemente y haciendo sufrir al cuero cabelludo, lo que hace que se debilite la raíz del cabello acelerando su caída y la pérdida de flexibilidad. 

Pásala solo una vez por cada mechón 

Otro de los errores habituales cuando nos planchamos el pelo es pasar por cada mechón las planchas rápidamente, pero varias veces, lo cual hace sufrir la estructura capilar mucho más de lo necesario. Es mejor que hagas una sola pasada, más despacio y suave, que cuatro o cinco en la misma zona. 

Ojo con la temperatura de las planchas

Si eres de las que usa la plancha del pelo con la temperatura máxima, deja de hacerlo. No por ponerla más alta vas a conseguir un mejor resultado, pero sí vas a resecar y dañar tu pelo mucho más. Lo ideal es utilizar la plancha a una temperatura de entre 180 y 200 grados, con la que puedes conseguir el resultado que buscas con facilidad. 

Planchar el pelo

Y con tus planchas del pelo, ten siempre en cuenta... 

Además de todo lo anterior, hay algunas cosas relacionadas con tus planchas del pelo que debes tener en cuenta para que estas se mantengan como nuevas durante más tiempo y para que tu pelo sufra lo menos posible los daños del calor de las mismas. Entre ellas: 

Limpia tus planchas periódicamente 

Es fundamental que mantengas tus planchas de pelo bien cuidadas y limpias, ya que si están sucias pueden perder eficacia, además de transmitir la suciedad a tu pelo. 

Para evitarlo, limpia tus planchas una vez a la semana, pasando un algodón húmedo por las placas para eliminar las posibles partículas de polvo o suciedad, y sécalas después con un paño o toalla secos. Por supuesto, asegúrate de hacerlo con las planchas en frío y desenchufadas. 

Evita usarlas a diario 

Lo de usar las planchas cada día, aunque sea para darte un repasito, hace que tu pelo sufra más de lo necesario. Recuerda que si te gusta llevar el pelo liso a diario hay tratamientos de keratina mucho menos agresivos para tu cabello, por lo que deja la plancha solo para momentos especiales, o como mucho una vez a la semana. 

No la guardes caliente 

Cuando termines de usarla, recuerda desenchufarla y esperar a que se enfríe del todo para guardarla. Así evitarás posibles peligros de quemar algo y de estropear tu plancha del pelo. Si además tienes una funda especial donde guardarla, mejor: así evitarás que pueda estar en contacto con partículas de polvo y suciedad.

Ojo con darle otros usos a la plancha del pelo

Algo que se está popularizando cada vez más y que probablemente hayas hecho alguna vez: quitar arrugas de la ropa con la plancha del pelo. Para empezar, puedes dañar las placas de la plancha del pelo y acortar los daños de vida de esta. Y, por otro lado, también tu ropa puede estropearse. Así que, mejor, cada plancha para el uso para el que ha sido fabricada. 


cookieassistant.com