Consejos para lucir un pelo rizado bonito

La naturaleza ha sido generosa contigo y te ha dotado de un pelo rizado que es la envidia de todas tus amigas. Pero lo que no saben es que el pelo rizado implica una gran cantidad de trabajo. Lucir una bonita mata de rizos necesita una dedicación diaria. Conseguir que el rizo quede definido resulta complicado, sobre todo cuando llega el invierno y se encrespa con la humedad y la lluvia, desesperándote por completo. Tranquila, hay unos simples cuidados para el cabello rizado que harán que no parezcas la prima gemela de los Jackson Five.

Deja de alisarlo continuamente: hay que aceptar nuestro cabello y dejar de castigarlo con tratamientos de alisado. Empieza a trabajar para conseguir la mejor versión posible de tu rizo y di adiós al daño por el calor.

Acondicionamiento profundo: es la clave para conseguir rizos hidratados y la prioridad número uno, tengas el rizo que tengas. Usar un acondicionador diario está bien, pero los acondicionadores profundos entran en todas las capas del cabello y le dan a las raíces la humedad que necesitan para mantenerlo libre de frizz o encrespamiento. Lo ideal es utilizar el tratamiento de acondicionamiento profundo dos veces al mes para que el pelo se cargue de hidratación y flexibilidad. Podéis utilizar para un tratamiento intensivo la mascarilla Traybell '99 Emulsión Hidro Reestructurante, indicada para el cuidado de cabellos secos, rizados y castigados, que hidrata el cuero cabelludo y lo repara en profundidad; y para un uso diario, el bálsamo acondicionador de Kadus Visible Repair, que no necesita aclarado y se puede utilizar diariamente.

Corta las puntas cada dos-tres meses: las mujeres con pelo rizado son más reacias a cortar su cabello de vez en cuando. Una vez que entres en el hábito de sanear tu pelo periódicamente, te darás cuenta de que los rizos lucen más bonitos. Si quieres lucir un corte de pelo que te favorezca, ponte en manos siempre de un buen estilista que sepa darte el mejor estilo para el cabello rizado y que te cuente cómo peinarlo en casa.

Usa champú adecuado: el cabello rizado tiende a ser más seco y más propenso a daños que otro tipo de cabello, especialmente si está teñido. Probablemente estés utilizando un champú específico para cabello rizado y no notes mucho la diferencia entre otro, por lo que termines decepcionada. Esto sucede porque no hay un ingrediente específico para este tipo de cabellos. Lo que se puede hacer es utilizar un champú diseñado para cabellos secos ya que, como hemos dicho antes, el pelo rizado suele ser más seco. De hecho, la mayoría de las veces, los productos para el cabello dañado y para el cabello rizado tienen fórmulas muy similares. Recomendación: Traybell Champú Hidro-Reestructurante, con proteínas activas de trigo que trabajan en la reparación y protección de la cutícula del cabello.

Peina adecuadamente: utiliza un peine de dientes anchos para desenredar suavemente el cabello. No lo cepilles nunca porque estropeas el rizo. Al salir de la ducha, frota el pelo suavemente con la toalla para no causarle mucho daño.

Productos para el peinado: si vas a utilizar productos para el peinado, no uses demasiada cantidad y reparte siempre de manera uniforme.

Seca el pelo con difusor: el difusor es muy suave para el cabello y distribuye el calor sin ser agresivo, así que viene genial para el pelo rizado. Para secar el cabello, comienza en las raíces con movimientos circulares, siempre moviéndote en la misma dirección. Mantén el secador de pelo en un ángulo de 90º. Esto hará que las raíces se levanten y el cabello tenga volumen. Termina con el secado de los extremos.

¡Esperamos que estos consejos te hayan parecido interesantes! Comparte si así ha sido y... ¡a ponerse guapa!

cookieassistant.com