7 Errores comunes al lavarse el pelo

Lavar el pelo
Hay algunas acciones cotidianas que, estamos tan acostumbrados a realizar, que no caemos en la cuenta de que podemos estar cometiendo errores. Y, en tareas relacionadas con tu cabello, esto es algo mucho más común de lo que piensas. La semana pasada te hablábamos de cómo cepillar tu pelo correctamente. Hoy queremos hablarte de otro gesto que seguramente realizas a diario, pero, ¿lo haces bien? Los errores a la hora de lavarse el pelo son más comunes de lo que crees. ¿Quieres descubrir si cometes alguno? Aquí tienes los más habituales.

#1. No elegir bien los productos que usas

Si notas que tu pelo se ensucia demasiado rápido, que no brilla como debería o que no tiene ningún volumen, probablemente el problema esté en el producto que utilizas. Como ya te hemos dicho en otras ocasiones, para elegir bien tu champú, debes tener en cuenta el tipo de pelo que tienes (fino, grueso, seco, graso, con caspa,...). Solo conseguirás una melena limpia y brillante si utilizas los productos específicos para tu tipo de cabello. 

#2. No cepillarlo antes

Recuerda que cepillar el pelo antes de lavarlo te ayudará a eliminar los restos de productos que hayas podido utilizar sobre él (lacas, geles, fijadores, etc.). Pero, además, te ayudará a evitar la formación de nudos y enredos que dificultan el lavado. 

#3. Cantidades abusivas

lavarse el pelo

¿Has oído eso de que "menos es más"? Pues, en el caso del lavado de cabello, tiene algo de razón. No creas que por utilizar más champú tu cabello estará más limpio. De hecho, puedes provocar la reacción contraria. Y, sobre todo, porque puedes provocar la obstrucción de tus folículos pilosos, que derivará en un lento crecimiento del cabello e, incluso, en la caída del mismo. 

#4. Aplicar el champú directamente sobre el cabello

Antes de aplicar el champú sobre tu cabello, debes ponerlo en tus manos y frotarlas. Así conseguirás, por un lado, controlar la cantidad que utilizas, y por el otro, repartirlo homogéneamente por toda la melena. 

#5. El aclarado incorrecto

Es algo muy común y uno de los principales motivos por los que nuestro pelo no tiene volumen después del lavado. Cuando lo aclares, asegúrate de eliminar por completo todos los restos del producto para evitar que se queden en tus raíces y tu cabello parezca apelmazado. 

#6. No tomarse el tiempo necesario

Sabemos que no siempre es posible, pero lo cierto es que la prisa es el peor amigo de tu pelo a la hora de lavarlo. En realidad, deberías tomarte tu tiempo para tratar las raíces, masajeándolas para favorecer la circulación sanguínea. Además, también debes tomarte tu tiempo para dejar que la mascarilla o el acondicionador actúen sobre tu cabello, esperando entre 3 y 5 minutos antes de aclararte. 

#7. El último enjuagón 

¿Crees que has terminado cuando eliminas por completo el último producto que has aplicado? ¡Pues no! Para conseguir los mejores resultados de tu lavado del pelo, deberías darte un último enjuagón con agua tibia, para mejorar la circulación de la zona y conseguir que tu pelo luzca más sano y brillante.

Y tú, ¿cometes alguno de estos errores? Si tienes alguna duda sobre el lavado de tu cabello, compártela con nosotros en un comentario o a través de nuestras redes sociales e intentaremos solucionártela. ¡Y a lucir melena! 


cookieassistant.com