Rutina diaria básica para cuidar tu pelo

cuidado diario del pelo

Como sabes, cuidar tu pelo es mucho más que lavarlo cada vez que le hace falta. A veces, los detalles más sencillos, esas pequeñas rutinas que haces prácticamente sin darte cuenta (o que, por el contrario, olvidas hacer) pueden ayudarte a sacar el máximo provecho a tu pelo y hacer que este esté siempre como salido de la peluquería. Si quieres que tu melena luzca siempre brillante, viva y con aspecto joven, hay algunos cuidados diarios que pueden ayudarte a mantenerla sana y nutrida. ¡Toma nota! 

Rutina diaria básica para cuidar tu pelo 

  1. Cuida tu alimentación: ya te lo hemos contado en varias ocasiones, pero recuerda que lo que comes afecta también a tu pelo. El cabello necesita vitaminas y nutrientes para estar sano, hidratado y con aspecto vital. Por eso, recuerda que hay alimentos fundamentales para ayudarte a aportar a tu pelo lo que necesita, como frutos secos o legumbres. 
  2. Cepilla tu pelo antes de acostarte. Es muy importante que, antes de irte a dormir, cepilles tu melena para eliminar los restos de polvo, suciedad y otras partículas que hayan podido acumularse en tu melena durante el día antes de acostarte. Es el mejor truco para levantarte con el pelo sin encrespamiento, brillante y limpio. 
  3. Y al levantarte, también. De la misma manera que en el caso anterior, cepillar tu pelo al levantarte te ayuda a eliminar aquellos agentes que se hayan podido acumular en tu cabello durante la noche. 
  4. ¡Ah! Antes de lavar el cabello, de nuevo hay que cepillarlo. De esa manera, ayudas a eliminar el polvo y las partículas del cuero cabelludo, para un mejor acabado tras el lavado. 
  5. Agua tibia, tu mejor aliada. Es otro de los consejos que ya te hemos dado en más de una ocasión: terminar el lavado con agua tibia ayuda a mejorar la circulación sanguínea del cuero cabelludo y calmar la cutícula, manteniendo la raíz de tu pelo más sana, hidratada y nutrida. 
  6. El peinado, mejor con un peine de madera de púas anchas. La madera es el material más respetuoso con tu cabello, y las púas anchas ayudan a evitar la energía estática que puede provocarse con la fricción y el roce. El resultado será una melena suave y protegida del encrespamiento.
  7. ¿Es malo lavarse el pelo todos los días? La respuesta a cada cuánto hay que lavarse la cabeza es mucho más fácil de lo que parece: cada cabello hay que lavarlo cuando te lo pida. Eso sí, recuerda que para el cabello graso, lavarlo todos los días puede favorecer la producción de sebo y grasa. 
  8. No te toques tanto el pelo. Parece una tontería, pero esta manía estropea tu pelo y lo ensucia más de lo que crees. Todas las partículas que tienes en tu pelo 
  9. Evita los peinados tirantes, como colas o moños muy apretados. Como ya te hemos contado en artículos anteriores, el pelo demasiado tirante daña el cuero cabelludo y las raíces, haciendo que tu pelo se estropee más rápido y crezca debilitado. 

Como ves, son rutinas y gestos muy sencillos que te ayudarán a mantener tu pelo más sano, hidratado y fuerte por más tiempo. Y, por supuesto, recuerda que es fundamental utilizar productos profesionales para el cabello, que te ayuden a aportar los nutrientes y vitaminas que tu pelo necesita, y lucir siempre como salido de la peluquería.