October 17, 2015

cuidados › invierno › protección cabello ›


Claves para cuidar el cabello en invierno

¡Llegaron las lluvias! Aunque aún podemos vestir en algunos lugares de España con manga corta, en menos de lo que pensamos el viento y el frío nos sorprenderán. Al igual que en la estación de verano, en invierno hay que seguir otras pautas concretas para tratar nuestro cabello. Las duras condiciones meteorológicas y un cambio en las temperaturas pueden dañar demasiado nuestro pelo. Cuando el invierno golpea, un mal día en nuestro pelo puede durar toda la temporada. Aquí os dejamos algunos consejos para cuidar el cabello en invierno:

 Fuente imagen: poshthesalon.com

Adiós al pelo mojado

Olvídate de dejar secar el pelo al aire si no quieres pillar un buen resfriado. La humedad combinada con el aire frío, agregará un mayor daño al cabello, haciéndolo más frágil y seco. Aunque es cierto que el secador perjudica el pelo, es mejor que en invierno lo seques antes de salir da casa. Antes, no te olvides de frotarlo bien con una toalla para reducir el tiempo de secado y no abuses de planchas, tenacillas y otros aparatos para el pelo.

Hidratación

¿Piensas que no es tan necesario hidratar el cabello porque no te expones al sol? ¡No dirán lo mismo los amantes del esquí! De todas formas, no es necesario que salgas de casa para que los agentes ambientales sequen tu pelo. Permanecer con la calefacción puesta muchas horas es igual que estar debajo del secador. Pero para invertir el efecto puedes comprar un humidificador. Además, el aire, la lluvia y la nieve también pueden causar daños en tu melena. Para mantener una buena hidratación de tu cabello, utiliza una mascarilla adecuada o aceites capilares, como Velvet Oil de Kadus. Como remedio natural, también puedes repartir un poquito de aceite de oliva en puntas y medios.

Evita el frizz o el escrespamiento

En invierno el cabello suele encresparse mucho más debido al aire y al frío. Para luchar contra este efecto puedes aplicarte productos antifrizz. También existen cepillos para el pelo diseñados para eliminar la electricidad estática. Por ejemplo NA·NO de Termix. Este cepillo en forma de raqueta está hecho de un plástico especial (soft touch) que evita que el cepillo resbale por más que esté en contacto con el agua. Sus fibras redondeadas masajean el cuero cabelludo y consiguen que el cabello no se parta.

Cepillo Thermix NaNo 

Utiliza el champú adecuado Elegir el champú adecuado para nuestro pelo es muy importante, ya que será la base y determinará el comportamiento de acondicionadores y productos para el estilismo del cabello, y el efecto del clima y las condiciones ambientales. ¡Esperamos que estos consejos os sirvan de ayuda para cuando el frío nos cale hasta los huesos! Mientras, a disfrutar lo que queda del buen tiempo.

Cómo daña el sol nuestro cabello



El sol no solo es perjudicial para nuestra piel, también estropea nuestro cabello. Una exposición directa a los rayos UVA y UVB lo daña desde la cutícula hasta el interior. Por eso, en esta época del año en la que pasamos más tiempo que nunca debajo del astro rey y este incide con más fuerza, es necesario que lo protejamos adecuadamente. Veamos qué daños produce el sol en nuestro cabello:

  • Exponernos al sol por un tiempo prolongado sin protección hace que nuestro cabello se vuelva seco, débil y quebradizo.
  • Al estar quebradizo y seco es más probable que aparezcan puntas abiertas.
  • Si tenemos el cabello teñido, puede descolorarse y adquirir un tono amarillento y un aspecto poco saludable.
  • Los rayos del sol no afectan solo al cabello teñido, también destruyen los pigmentos y/o melanina dejando el pelo más claro. A mucha gente le encanta este efecto, pero hay que tener en cuenta que la pérdida de color hace que el cabello esté menos brillante y sano.
  • El cabello se cae más fácilmente, debido a la deshidratación. Los cabellos largos son los que más sufren este problema.
  • La textura del cabello también se ve afectada por el sol. Los rayos UV dañan la queratina, así que nuestro cabello estará más áspero y quebradizo. 


Un cabello dañado pierde con más rapidez la humedad, por eso hay que utilizar productos que restablezcan la hidratación y que nos protejan de los rayos solares. Nuestras propuestas son las siguientes: 

Champú y Acondicionador Sun Spark: con aceite de macadamia y extracto de mandarina, gracias a su filtro solar, protegen el cabello del daño producido por el sol. Con fórmula exclusiva para salones, nutren en profundidad. Se pueden utilizar antes, durante y después de la exposición al sol. 


Traybell Mascarilla Nutritiva con Aceite de Jojoba: ideal para recuperar la humedad, gracias a los nutrientes que aporta y a las vitaminas E y F. El aceite de jojoba y la lanolina actúan protegiendo la cutícula capilar para obtener resultados profesionales.  


Ahora que ya conoces los daños que el sol puede hacer en tu cabello... ¡no olvides protegerlo! Evita volver de las vacaciones y tener que cortarlo. Y disfruta del verano sin miedo a que tu cabello se estropee.