El Cabello

El cabello, está compuesto por proteínas en un 75%, necesita una hidratación del 15 % para tener un funcionamiento óptimo. El cabello reacciona frente a las condiciones ambientales y crece constantemente. Está vinculado al resto de nuestro organismo y no puede autoregenerarse.

     El bulbo piloso se compone de médula, cutícula del cabello, corteza, melanocitos, papilas, vaina externa de la raíz, vaina interna de la raíz, matríz, vaina fibrosa.

      Estructura del cabello, compuesto desde el interior al exterior en el siguiente orden:

      • Keratina
      • Superhélice
      • Microfibras
      • Célula de la corteza
      • Cutícula
      • Médula
      • Corteza

      Corteza, es el cuerpo principal del cabello contiene pigmento de color natural, proteínas, enlaces e hidratación.

      Cutícula, es la capa externa que protege el cabello.

      Médula no se le conoce función alguna y no siempre está presente.

      Textura del cabello,  la textura es el diámetro de cada hebra individual de cabello.  La diferenciamos como una textura fina, media ó gruesa.

      Porosidad del cabello, la porosidad es la capacidad del cabello par absorber la hidratación. Normalmente un cabello más poroso experimenta una mayor pérdida de color.

      Dos tipos de pigmentos proporcionan al cabello su color: 

      La eumelamina y la feomelamina.

      La eumelamina, que incluye los subtipos negro y marrón, determina la tonalidad oscura del color del cabello. Una concentración baja de eumelamina da como resultado un cabello rubio, mientras que una concentración elevada de eumelamina marrón generará un cabello castaño. Cantidades elevadas de eumelamina negra producen un cabello negro, mientras que las concentraciones bajas dan como resultado un cabello gris. La feomelanina da coloración naranja y amarilla  al cabello, determinando el matiz.

      La eumelanina negra y/o marrón determina la altura de color. La feomelanina naranja y amarilla determina el matiz del color. Cuando no hay presencia de melanina, el cabello será blanco/gris

      El frío y tu pelo ¿Cómo cuidarlo durante el invierno?

      Si no quieres que las bajas temperaturas y el frío invierno se impregnen en tu pelo, empieza a protegerlo desde el primer día del frío calendario. Agentes como la calefacción y el viento de la calle afectan para que tu cabello tenga una baja hidratación. ¿Qué podemos hacer? Para llenar de vida tu melena en los meses más difíciles, no hay nada mejor que iniciarlo con un corte en tu peluquería más cercana. Es importante regenerar las puntas en estas fechas y así permitir que coja mejor forma. El uso de complementos como los gorros ayuda a una protección extra. Al tenerlo tapado tras un tejido, el cabello tendrá una capa protectora que ayuda a que lo respete de forma natural sin apelmazarlo.

      Para una hidratación perfecta, podrás usar uno de nuestros lotes como es el Pack Kadus Hidratación Profunda en el que encontrarás el champú  Deep Moisture  y una mascarilla intensiva Deep Moisture.

      Este pack, unido a nuestras mejores recomendaciones, permitirá que no haya un complicado desgaste durante el frío invierno.

      1. Aplicar, en primer lugar un buen acondicionador. Debes aclarar tu pelo con agua fría para fijar la cutícula de forma más duradera.
      2. En épocas de frío invierno, no es recomendable salir a la calle ni a un lugar público con el pelo húmedo. Le harías mucho daño.
      3. El uso de un champú balsámico será de gran importancia. El Traybell Champú Balsámico con Mentol y propiedades de Trigo le dará una inyección complementaria en estos meses de invierno.
      4. Si luces una melena rizada, tendrás que tener un mayor cuidado para esta fecha. El mejor consejo es el uso adicional de un tratamiento reforzado de mascarilla. En www.stockpelqueria.com te recomendamos el Visible Repair Tratamiento. Tus ondas tendrán mejor vitalidad y mejorará su resultado gracias a su fórmula rica en Pantenol.